Cómo conseguir tu primer empleo como programador/a en tiempos de COVID-19.

primer-trabajo-programador
Photo by Tudor Baciu on Unsplash

El COVID-19 lo cambió todo.

El sector IT ha sido hasta 2020 un sector en constante crecimiento en España: aumento del nº de ofertas de trabajo publicadas cada año, aumento del salario medio ofrecido etc. Sin embargo, tras la pandemia, el número de ofertas se ha visto reducida de forma drástica. Especialmente, para los desarrolladores junior. Pese a que no tengo datos cuantitativos al respecto, es algo que he podido comprobar con simples búsquedas en portales de empleo así como comentándolo con IT Recruiters, que me comentaban que aunque normalmente no reclutan mucho junior, ahora aún menos.

En el sector, se han vivido situaciones como promesas de subida de sueldo que no se han podido cumplir; empleados que han sufrido bajadas de salarios; paralización de proyectos; expedientes de regulación temporal de empleos (ERTEs) etc. Y, además, en marzo 2020 se paralizaron para muchos/as alumnos/as las prácticas de sus estudios relacionados con informática, lo cual desembocará en una gran cantidad de informáticos de distintas ramas que harán prácticas (cuando la situación sanitaria lo permita) y saldrán al mercado laboral a la vez . Por otro lado, hubo algunos/as suertudos/as a los que no les paralizaron las prácticas en marzo de 2020, pero no les contrataron al acabar las prácticas, algo que era lo normal en el sector IT hasta el comienzo de la pandemia.

Por tanto, ahora de repente resulta que en un sector donde la demanda de trabajadores rebasa normalmente por mucho a la oferta de los mismos, tienes al menos un tramo de seniority que les cuesta enormemente encontrar trabajo, porque hay poca oferta de puestos juniors y mucha demanda de los mismos.

Por ejemplo, en Infojobs, el portal de búsqueda de empleo más importante de España: 15 de agosto de 2020. Busco ofertas publicadas en los últimos 15 días para desarrolladores sin experiencia, es decir, para aquellos que acaban de salir de sus estudios. 76 en toda España. Son números ridículos. No tengo las cifras exactas pero diría que el verano pasado (2019), salían cada día entre 50-100 ofertas nuevas para desarrolladores sin experiencia para toda España. Me atrevo a decir que probablemente el empleo junior ha bajado en torno a un 95% aproximadamente respecto al verano de 2019. Como ves, estamos muy alejados de lo que era la normalidad en el sector IT.

poca-oferta-laboral-infojobs
La situación ahora es muy lejana a lo que era normal en el sector IT

Es de esperar que el sector vuelva a la normalidad tan pronto como acabe la pandemia, ya que el sector IT será de los sectores menos afectados por la crisis sanitaria. Pero… ¿quieres esperar a conseguir trabajo hasta que haya una vacuna, que no tenemos ni idea de cuándo estará disponible? Yo, en tu caso, no. Esperar sentado no suele ser una buena solución. Y menos en escenarios tan volátiles como este y dónde, en caso de que el sector IT se vea afectado con una cierta magnitud, es de esperar menos contrataciones junior que las que habría habido si no hubiera tenido lugar la pandemia. Por tanto, tus probabilidades de ser contratado simplemente con el título de tus estudios, se reducen bastante.

¿De qué quiero trabajar?

Esta es la primera respuesta que tendrás que hacerte y responder. ¿Por qué? Pues porque con tus estudios de informática, especialmente si has estudiado la ingeniería, tienes abierto un universo de campos en los que puedes trabajar. Y has de tenerlo claro, ya que lo normal (o lo más aconsejable) es meterse en un campo y desarrollar toda tu carrera profesional en el mismo (por ejemplo, desarrollo web). Si no lo tienes claro, te aconsejo que hagas una lista de los campos que más te gusten y valores los pros y los contras de meterte en dicho campo, pensando a corto, medio y largo plazo. Una vez teniendo esto claro, ya puedes pasar al siguiente apartado.

¿Qué necesito para trabajar en lo que quiero?

preguntas
Photo by Emily Morter on Unsplash

Muchas veces lo importante es hacerte las preguntas correctas

Pues básicamente, vete al principal portal de ofertas de empleo de tu país, busca las ofertas más recientes de la zona dónde quieres trabajar y mira qué solicitan las empresas para los puestos de trabajo que a ti te interesan. Consejo: no te agobies si ves 10 tecnologías. Las descripciones de los puestos de trabajo (o como decimos los recruiters, job descriptions) siempre son un ideal, es decir, es lo que querríamos que tuviera el candidato ideal para dicho puesto (que, muchas veces el cliente no sabe lo que quiere exactamente y pide mil cosas, pero eso es otro tema). Pero, los ideales no existen, así que no te preocupes por eso. Vamos a ver un ejemplo de la típica oferta de empleo junior, y vamos a aprender a distinguir lo imprescindible de lo accesorio.

Tu empresa online random está buscando actualmente programador junior frontend. Se busca alguien con experiencia (en proyectos reales) en HTML5, CSS3, JavaScript, Angular, React, Bootstrap, Materialize y Git.

Okey. Ahora deberíamos de analizar las tecnologías. Tenemos por un lado lenguajes de marcas como HTML5 y CSS3, lenguajes de programación como JavaScript, frameworks/librerías de JavaScript como Angular o React, frameworks de CSS como Bootstrap o Materialize y también solicitan un sistema de control de versiones como Git.

(Nota: evidentemente un framework no es lo mismo que una librería, pero en aras de la simplicidad, he optado por no diferenciarlos para este fin).

La pregunta que te has de hacer es… ¿cuáles son las tecnologías importantes para esta oferta y cuáles las complementarias? Evidentemente, en frontend, tienes que dominar HTML5 y CSS3. Tener un conocimiento medio-avanzado de JavaScript (medio-avanzado porque es tu primer trabajo). Y para esta posición, con saber o tener algo de conocimientos de algún framework de CSS de los que piden y otro de los que piden de JavaScript (a ser posible proyectos personales) yo creo que sería suficiente. En cuanto a Git, si no has trabajado con él, es algo sencillo y lo aprenderás en la empresa.

Pues bien, hártate a leer job descriptions, haz un listado de las tecnologías básicas que se piden para trabajar en el puesto que tú quieres entrar (aunque todas las empresas no piden exactamente lo mismo, siempre habrá unas tecnologías base que coincidirán) y ahora…entra en shock.

La distancia universidad-mundo laboral: el shock de la realidad.

Probablemente, cuando hayas llegado a las conclusiones de lo que necesitas saber para empezar a trabajar como desarrollador, habrás pensado varias cosas que mejor no reproducir por aquí. La realidad es que en muchas ocasiones, lo que aprendes en tu FP de Informática o en la misma Ingeniería Informática está obsoleto. O al menos, si no está obsoleto, no está actualizado. Y, al mercado le va a dar exactamente igual eso. Si tú has hecho unos estudios que no te han formado en tecnologías actuales, te toca formarte a ti. Normalmente, esto es algo que se solucionaba en las prácticas. Sin embargo, debido a la actual situación de emergencia sanitaria derivada de la pandemia de COVID-19, es muy probable que o bien te hayan suspendido las prácticas de forma temporal o bien te hayan dado una opción (normalmente, realizar un proyecto o un trabajo de algún tipo) para convalidar las prácticas. En cualquiera de estas dos situaciones lo más normal es que estés sin experiencia con tecnologías modernas y en un mercado laboral desfavorable para los desarrolladores junior. Y ahora, seguro que te estás preguntando…

¿Y qué hago para conseguir empleo si todo está TAN complicado?

Si acabas de acabar tus estudios y tienes experiencia 0 o casi cero (3 meses de experiencia o menos) evidentemente ahora el panorama es difícil. Pero hay muchas oportunidades para mejorar tu perfil y, por tanto, poder aumentar tus posibilidades de encontrar un empleo y empezar a ganar experiencia. Vamos a ello.

Herramientas básicas de Marketing.

Tener un buen perfil de LinkedIn.

linkedin
Photo by inlytics on Unsplash

Tener un perfil bien hecho en LinkedIn marca diferencias en el sector IT

LinkedIn es la red social por excelencia del Reclutamiento IT. Un must si quieres aumentar tus probabilidades de encontrar tu primer trabajo. Tu perfil debería estar completo, de la forma más detallada y específica posible. También actualizado. Por supuesto, activa el icono en tu perfil que informa de que estás buscando trabajo de forma activa (aparece como una banda verde en tu foto de perfil con el texto “Open to Work”). Y haz una buena descripción que en pocas palabras transmita tu perfil, deje clara tu disponibilidad para trabajar y en qué zona puedes trabajar (si es que no tienes disponibilidad total de movimiento). Y elige, además, una foto que transmita confianza y profesionalidad. En cualquier caso, ten en cuenta que estos son consejos generales y básicos, ya que tener un buen perfil de LinkedIn es algo que requiere una explicación profunda que va más allá de los objetivos de este artículo. Puedes consultar consejos para mejorar tu perfil de LinkedIn en este artículo (que es el primero de una serie que haremos al respecto).

Estar inscrito/a en los principales portales de empleo.

Has de tener una cuenta actualizada y detallada inscrita en los principales portales de empleo del país o países dónde estés buscando trabajo. Si vives en España, te recomiendo Infojobs o TicJob. En mis tiempos como IT Recruiter, el grueso de los candidatos los reclutabas a través de LinkedIn, Infojobs y TicJob. Por tanto, con un perfil actualizado y detallado debería bastar.

Quiero ver tu código.

Pues eso. No es nada extraño que en un determinado momento del proceso de selección, alguien quiera revisar tu código. Pónselo fácil a la empresa que podría estar interesada en contratarte: almacena tu código en un repositorio online utilizando sistemas de control de versiones. ¿No te has enterado de nada? Quizás te suena GitHub. GitHub es una servicio que te permite alojar repositorios de software de forma gratuita que está gestionado por el sistema de control de versiones Git.

CV detallado, actualizado y atractivo.

Quizás eres de los que aún piensan que el CV simplemente consiste en detallar tus estudios, dónde has trabajado y ya está. No. Tu CV es una herramienta de marketing y, como tal, ha de servir para causar una buena primera impresión en la persona que lo va a ver (que normalmente será un IT Recruiter). Por ello, es aconsejable tenerlo actualizado, detallado pero breve (lo ideal es que sea un simple folio), con vínculos a sitios dónde poder saber más sobre ti (tu portfolio, tu perfil de LinkedIn, de GitHub etc.). Tu CV ha de diferenciarte de la competencia así que, por favor, no recurras a hacer el artículo en Word a secas (eso sería como maquetar una página web simplemente con HTML): si buscas un poco, hay miles de plantillas en Internet gratis con diseños muy atractivos, puedes pagar a un diseñador gráfico para que te haga una plantilla personalizada… Diferenciarse de la competencia es clave. Por último, cada vez está más de moda tener un CV web, que si tiene un buen diseño puede ser muy atractivo. Y, además, puede combinarse con el portfolio, que es un must. Lo analizamos en el siguiente punto.

Ten un portfolio que enamore.

Un portfolio no es otra cosa que un documento (ya lo tengas en papel o en formato web) dónde se pueden consultar los proyectos que has realizado, funcionalidades, temática, tecnologías con las que los has realizado, y algunas capturas del proyecto o proyectos realizados. Sí, sé que en un artículo que trata acerca de cómo conseguir tu primer empleo, quizás esto no tenga mucho sentido, pero tiene más sentido del que parece. ¿Acaso no tienes proyectos realizados de tu época de estudiante? ¿No has realizado cursos por tu cuenta para aprender x tecnología mientras estudiabas? Pues pon esos proyectos en tu portfolio. Todo lo que sea mostrar tus skills como developer suma y te diferencia de la competencia.

Adquiere experiencia.

Consigue experiencia como freelance.

programador-freelance
Photo by Per Lööv on Unsplash

¿Qué necesitas para ganar experiencia? ¡Sólo tu PC, tiempo y ganas!

No consigues tu primer empleo porque no tienes experiencia, y no tienes experiencia porque nadie te contrata… Este es un círculo vicioso (y tú tienes que buscar justo lo contrario, provocar círculos épicos en torno a tu carrera laboral) y cuando tienes círculos viciosos delante tienes que romperlos. ¿Cómo? Pues simple. Busca empresas (o particulares que sean autónomos) y oferta hacerles la página web o una aplicación móvil para su negocio gratis. Lo más probable es que te digan que ok, y tú podrás poner en tu CV que has realizado una página web para x empresa, lo que evidentemente te da algo de experiencia, ya no eres alguien que sólo ha realizado proyectos de clase. Y eso, cuando eres junior, es oro, ya que es algo que te diferencia tremendamente de tu competencia.

Haz proyectos por tu cuenta.

Esta es la versión gratuita (porque de freelance puedes y debes cobrar, salvo en tu primer proyecto, que salvo que ya tengas unas buenas skills te tocará hacerlo gratis) de lo que acabo de comentar como freelance. Haz proyectos con tecnologías que te gusten. ¿No sabes de qué hacer proyectos? Haz cursos. Hay muchísimas plataformas (con cursos gratis y con cursos de pago) que te permiten aprender tecnologías desde casa y sueles hacer proyectos con las tecnologías del curso. Es una forma muy guiada de aprender y de tener proyectos lo más reales posibles teniendo en cuenta tu nivel de conocimiento. Además, suele ocurrir que lo que estudiar en tu FP/Universidad no sea lo más actual dentro del mundo del desarrollo, de modo que con los cursos online que realices es bastante probable que además adquieras conocimientos más actualizados. Y, además, otro aspecto positivo de este tipo de cursos es que cuando los acabas, te suelen dar algún tipo de certificación que puedes poner en LinkedIn. Por tanto, acabas los cursos con: proyecto subido en GitHub más certificación en LinkedIn. Y eso proporciona una muy buena imagen.

Trabaja en proyectos open source.

Otra forma de ganar experiencia sin esperar a que nadie te contrate. Busca un proyecto open source que te guste, empápate de la documentación, participa en la comunidad y empieza a programar. Si eres constante y acabas aportando valor al proyecto, sin ninguna duda acabarás llevándote una buena experiencia, contactos y quién sabe incluso si alguna oportunidad laboral.

Haz cursos de formación con opción a contratación en empresas.

En España al menos (no sé si se harán en más épocas del año, pero son muy típicas en verano) hay cursos de formación para programadores junior. Básicamente la empresa te ofrece un curso gratuito en una determinada tecnología y luego, al finalizar la formación, contrata a los desarrolladores que más les ha gustado. En el peor de los casos, te llevas una formación gratuita en una determinada tecnología en una empresa y si lo haces bien, puedes acabar contratado. Pase lo que pase, ganas algo.

La parte psicológica de tu carrera profesional.

psicologia
Photo by Margarida Afonso on Unsplash

Los factores psicológicos son claves para que puedas conseguir tu primer empleo y tus objetivos a medio y largo plazo a nivel laboral

Modifica tu actitud.

Todo lo que te he dicho en este artículo son acciones. Pero actúas según tus creencias. Con lo cual, o modificas tus creencias o te va a ser complicado sacar lo mejor de ti. Aspectos negativos: modificar las creencias es complicado, y lleva tiempo. Es como aprender a montar en bicicleta: un proceso más o menos largo. Aspectos positivos: creer en algo o no es una decisión. Te lo explicaré con un ejemplo dividido en los pasos que llevan desde lo que ocurre hasta lo que haces ante lo que te pasa.

Situación objetiva: Pedro está bloqueado porque está desarrollando un programa en JavaScript pero tiene un error que no sabe de dónde sale y lleva varias horas dándole vueltas y no es capaz de solucionarlo.

Ahora bien, Pedro puede pensar en función de lo que cree (de forma inconsciente, la mayoría de las veces), y ese pensamiento será distinto si la creencia es limitante o empoderadora. 

Pensamiento basado en la creencia limitante (“no sirvo como programador»): Pedro piensa que es muy malo programando, que aprende muy lento y que quizás debería hacer unas oposiciones o dedicarse a cualquier otra cosa, y que nunca se podrá ganar la vida bien como programador.

Pensamiento basado en la creencia empoderadora (“sirvo como programador”): Pedro piensa que es normal estar bloqueado, que es muy posible que en cuanto descanse sea capaz de resolverlo y que no pasa nada, de estos grandes bloqueos se aprende mucho.

Estos pensamientos derivarán unas emociones determinadas con distinta intensidad.

Emociones basadas en la creencia limitante: frustración, tristeza, rabia, desmotivación.

Emociones basadas en la creencia empoderadora: tranquilidad, motivación.

Dichas emociones, por supuesto, generarán distintas conductas.

Conductas basadas en la creencia limitante: dejas dicho programa de lado porque estás bloqueado.

Conductas basadas en la creencia empoderadora: sigues trabajando con dicho programa tras descansar y lo resuelves. 

Y, por supuesto, esto genera consecuencias:

Consecuencias basadas en la creencia limitante: acumula una experiencia de fracaso en el concepto que tú tienes de ti mismo como programador.

Consecuencias basadas en la creencia empoderadora: acumulas una experiencia de éxito en el concepto que tú mismo tienes de ti como programador.

Ya puedes suponer a largo plazo cuál será el rendimiento de un programador que tiene como motor mental creencias limitantes y cuál será el rendimiento de programadores que tienen como motor mental creencias empoderadoras. Las creencias en la vida lo son TODO, porque moldean tu percepción del entorno y, por supuesto, tus pensamientos, que desencadenarán emociones, conductas y consecuencias. No obstante, este es un tema MUY largo, y puedes considerar esto una introducción al apartado psicológico de tu carrera profesional en IT. 

Soft skills.

Cuando hablamos de soft skills hablamos de cualidades personales que son básicas para que tu rendimiento en el trabajo sea óptimo: trabajo en equipo, pensamiento analítico, resolución de problemas, habilidades sociales etc. Por supuesto, el ir mostrando estas habilidades durante el proceso de selección te hará destacar del resto. Mucha importancia tienen las soft skills para encontrar tu primer trabajo (y los futuros). ¿Consideras que tienes algún déficit en alguna de estas soft skills? No te preocupes, porque esto es entrenable.

Marca Personal: la herramienta de marketing premium para tu carrera profesional.

marcapersonal
Photo by Clark Tibbs on Unsplash

Una marca personal sólida te ayudará enormemente a conseguir tus objetivos laborales

Tener una buena marca personal es muy importante. Esto da para una guía entera, pero me centraré en algunos conceptos muy básicos. Lo veremos con dos ejemplos:

Pedro quiere conseguir su primer trabajo como programador y aplica para una oferta de empleo de Frontend Developer Junior en un conocido portal de empleo de su país.

Juan quiere conseguir su primer trabajo como programador y tiene un canal de Youtube, un CV web (+ portfolio web), además de un perfil de LinkedIn potente. En todos estos escaparates, publica contenido de valor con frecuencia.

Una semana más tarde, Pedro ha sido rechazado por no encajar en lo que pedía la empresa que había colgado la oferta. Juan está recibiendo ofertas de empresas que quieren contratarle para el mismo puesto (Frontend Developer Junior).

La diferencia aquí es abismal. Mientras Juan utiliza outbound marketing (que, en este caso, sería intentar directamente vender tu perfil al reclutador para que te contrate aplicando para la oferta-lo cual es una venta que no te permite ni mucha flexibilidad, ni persuasión, por cierto), Pedro está realizando inbound marketing. Ambas estrategias de marketing tienen sus pros y sus contras, y normalmente suelen utilizarse a la vez. Pero lo que destaca de la estrategia de Pedro es que él tiene una marca personal potente, comunica bien sus conocimientos, lo que sabe hacer y su situación y, por tanto, ya está posicionado en la mente de muchos recruiters como “este chico parece que tiene potencial, mira todo lo que publica, lo tiene todo muy currado, cuando tenga una oferta en la que puede encajar lo contacto”. No hay mejor posicionamiento posible que posicionarte exactamente en la mente de las personas de las que depende o no tu contratación. Y si tienes una buena marca personal, estarás posicionado en la mente del recruiter y quizás de programadores de la empresa que hagan entrevistas técnicas y ya te sigan porque tienes contenido en x lenguaje de programación. 

Por tanto, quédate por el momento con que con una marca personal potente, vas a destacar enormemente de la competencia y vas a optimizar al máximo tus posibilidades de crecimiento profesional.

Extras que impulsarán tu carrera profesional.

Idiomas.

Entiendo que no te descubro nada si te digo que los idiomas son claves, tanto para tener un primer trabajo cuanto antes así como para tu posterior carrera profesional. ¿Qué idiomas? Principalmente inglés. Y de secundario a día de hoy en España puede servirte tener un buen nivel de francés o alemán. ¿A qué me refiero con buen nivel? No hablo, por supuesto, de lo típico de “toda la documentación está en inglés, como la entiendo, sé inglés” o “sí, tengo inglés nivel B1 o intermedio” (que ésta última, por cierto, es la mentira más extendida en el CV de cualquier trabajador o aspirante a trabajador español). Tener un buen nivel significa que puedes mantener una conversación oral sin ningún problema con un nativo de dicho país. Y esto es crucial porque hay multinacionales que colocan una sede de su empresa en España y los clientes (y parte de la empresa) son personas de otro país. Te puedo decir, de mi experiencia como IT Recruiter, que aquellos que tenían inglés alto, en general, accedían a puestos con mejores condiciones que aquellos que no lo tenían. Quizás también se deba a que dichas multinacionales suelen ofrecer mejores condiciones que las típicas empresas españolas. Por tanto, inglés alto es imprescindible a día de hoy en el sector si quieres optimizar tu carrera profesional. Francés/alemán alto (uno de los dos), aconsejable pero no estrictamente necesario, ni mucho menos. Los consideraría un plus. ¿Qué nivel equivaldría en el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas a lo que yo estoy llamando “como mínimo para mantener conversaciones orales sin problemas con nativos”? Mínimo B2, aconsejable nivel entre B2-C1. Con eso tienes suficiente.

Meetup.

Meetup es básicamente una plataforma dónde se organizan eventos y la gente participa, según su interés en el mismo. En condiciones normales, hablamos de eventos físicos. Con las limitaciones actuales derivadas de la pandemia de COVID-19, los eventos son online. Y, el mundo tecnológico es muy activo en MeetUp. Hay comunidades de distintos lenguajes de programación, de distintas áreas de la informática etc. Por tanto, es una muy buena oportunidad de aprender y hacer contactos.

Sistema Primer Empleo: integra todo lo que funciona.

sistemaprimerempleo
Photo by Avi Richards on Unsplash

Adapta el Sistema Primer Empleo a tu medida y optimiza tus posibilidades de conseguir tu primer empleo como programador.

Es posible y probable que estés abrumado. Seguro que te estás preguntando si tú has de hacer todo esto para conseguir tu primer empleo en tiempos de COVID-19. No es necesario, ni siquiera quizás te haga falta, ya que la suerte siempre está ahí. Pero todos estos factores aumentan tu probabilidad y potencian tu perfil de cara a conseguir un primer empleo. Y esto se puede integrar de forma sistemática. Vamos a llamarlo SISTEMA PRIMER EMPLEO

¿Por qué un sistema? Porque lo más eficaz en la vida son los sistemas. Tú estás vivo porque tienes a muchos sistemas (circulatorio, respiratorio, inmunológico, nervioso etc.) en perfecta coordinación apuntando hacia esa misión, la de tu supervivencia. Por ejemplo, podemos comunicarnos gracias a sistemas lingüísticos, un conjunto de sonidos y signos que nos permiten crear significados y ser actualmente la especie dominadora de nuestro planeta. Si lo piensas, estamos rodeados de sistemas, que es lo que ofrece un funcionamiento más eficiente. Y además, en el caso de sistematizar aprendizajes, puedes acabar automatizándolos, como cuando aprendiste a montar en bicicleta (gracias a una serie de sistemas también, por cierto). Automatizarlos y hacerlos sin apenas darte cuenta, como parte fundamental de tu rutina, y con mucho menos esfuerzo que cuando empezaste. Suena bien, ¿eh? 

Pongamos, por tanto, la magia de los sistemas, y en este caso del Sistema Primer Empleo, a trabajar para ti. Veamos dos ejemplos. 

Juan acaba de acabar su FP de Desarrollo de Aplicaciones Web (DAW). Juan no se ha preocupado de ir mucho más allá que lo que los profesores le decían y no pudo hacer las prácticas al verse aplazadas por el Coronavirus. No sabe si las podrá hacer en otoño debido a la situación sanitaria y busca trabajo echando ofertas en distintos portales web de empleo pero no le llaman de ningún sitio. No comprende por qué no le llaman y se queja de su mala suerte.

Marta también va a la clase de Juan, por tanto, está en su misma situación. Sin embargo, ella en cuanto empezó la FP se hizo un buen perfil de LinkedIn, fue viendo lo que se requería en las ofertas de trabajo junior, fue subiendo todos sus proyectos a GitHub, tiene un CV bastante atractivo en cuanto a diseño y un portfolio interesante teniendo en cuenta que sólo es una estudiante. Al acabar las asignaturas, al no poder realizar prácticas, empezó a realizar una página web por su cuenta a una familiar que tiene una pequeña empresa a fin de ganar experiencia. Además está haciendo cursos de tecnologías modernas (que van mucho más allá de lo visto en la FP), tiene unas buenas habilidades sociales, una alta confianza en sí misma como programadora y ha estudiado inglés estos dos años, sacándose un B2 por la Escuela Oficial de Idiomas.

¿A quién contratarías antes? ¿Quién crees que conseguirá empleo antes? Pues eso. El esfuerzo sumado a una buena estrategia (que el Sistema Primer Empleo a fin de cuentas es simplemente una suma de estrategias) da resultados, tarde o temprano.

Resumen: coge los puntos que más te atraigan de este artículo y ponte en marcha a llevarlos a cabo, adaptando así el Sistema Primer Empleo a tu situación particular (gustos, tiempo etc.). Tendrás una alta diferenciación de la competencia (que son el resto de personas que aspiran a los mismos puestos juniors que tú) y, por tanto, más probabilidades de encontrar tu primer empleo.

Por cierto, el sistema que he contado en este artículo funciona. Puedes consultar cómo lo apliqué para conseguir mi primer empleo como programador en España en tiempos de COVID-19, y justo el mismo día que acababa las prácticas de la FP.

Me ha llamado un/a IT Recruiter y ahora tengo un proceso de selección. ¿Ahora qué?

Tras un buen trabajo por tu parte, ahora ya estás participando en uno o varios procesos de selección. ¿Cómo afrontarlo? Este es un tema demasiado largo para este artículo, así que simplemente veremos unas claves muy generales y abordaremos este tema con mayor profundidad en el futuro. Por el momento, las claves generales de cómo afrontar este tipo de procesos:

-Lo más probable -especialmente mientras siga la pandemia- es que no te contraten. Por tanto, no te preocupes, sigue intentándolo. No te guíes por tus emociones, ni por las malas ni por las buenas, sino por tu objetivo: conseguir tu primer empleo. Eso sí, sí has hecho las cosas bien (aplicando varios factores del Sistema Primer Empleo a tu rutina) te puedo asegurar que tus probabilidades de conseguir tu objetivo durante la pandemia serán mayores y, hayas conseguido tu objetivo o no, tras la situación sanitaria, te puedo asegurar que tus probabilidades de conseguir empleo serán mucho mayores y en mejores condiciones que tu competencia.

Los procesos de selección son procesos de aprendizaje también: no irás con la misma tranquilidad a tu primer proceso que al décimo. Ganar experiencia haciendo pruebas o entrevistas técnicas, o cualquier otro tipo de prueba que tengas en el proceso, aumenta tus probabilidades de contratación futuras en otros procesos de selección. Nunca te rindas.

Infórmate acerca de la empresa, los proyectos y las tecnologías con las que trabajan, ve siempre al proceso de selección con una vestimenta adecuada al tipo de empresa que es (no hay el mismo dress code en una start-up super horizontal y «sin jefes” que en una típica empresa española muy jerárquica, por ejemplo), sé puntual y no te pongas nervioso. No tienes nada que perder (en el peor de los casos ganarás experiencia), sí mucho que ganar. 

-Pregunta siempre todas tus dudas, cómo continuará el proceso de selección, cuándo te dirán algo etc. Sé proactivo.

Espero que esta guía destinada a ayudarte a encontrar trabajo como programador en tiempos de COVID-19 te haya sido de gran ayuda. Si es así, te animo a compartirlo con tus amigos/as programadores/as a fin de ayudarnos entre todos/as en estos tiempos difíciles. También te animamos a seguirnos en Twitter e Instagram para no perderte nada.

Te puede interesar

Imagen de Buscar Trabajo para Dummies
Como complemento a todo lo que te cuento en esta guía, este libro puede serte de gran ayuda.

En diciembre de 2016 presenté mi Trabajo Fin de Máster (TFM) en Psicología Organizacional y del Trabajo y se me avecinaban cuatro meses de desempleo (aunque eso yo aún no lo sabía), en los que estuve buscando empleo y dedicándome a aprender todo lo que pudiera sobre Recursos Humanos (aunque prefiero llamarlo Gestión de Personas), Emprendimiento, Ventas… ¿Por qué ventas? Porque en el Reclutamiento IT, saber vender es muy importante y… en la vida también. ¿Quieres convencer a tu pareja del destino del próximo viaje? Véndele esa idea. ¿Quieres convencer a tus amigos de ir a ese bar y no a otro este fin de semana? Véndeles la idea. Vendemos constantemente sin darnos cuenta. Y, como comprenderás, si estás buscando tu primer empleo, necesitas vender tu perfil al empleador de modo que esté seguro de que contratarte es la mejor decisión que puede tomar ahora mismo.

La colección Para Dummies me gusta mucho porque es una colección que explica las cosas de forma muy sencilla y que no requiere de nivel alguno para empezar a leer sus libros, que además son tremendamente económicos (algo que, por otro lado, era ideal en mi situación económica de la época y que suele serlo en el caso de los estudiantes que acaban de acabar sus estudios y buscan su primer trabajo). Buscar Trabajo para Dummies fue uno de los libros que leí en aquella época y que, sin duda alguna, me fue muy útil para encontrar trabajo y para que, desde aquel entonces, haya tenido una buena base sobre la que asentar mi crecimiento profesional dentro del mercado laboral (dónde ser bueno/a es necesario pero no suficiente para alcanzar tus objetivos profesionales). Pero de eso ya hablaremos más adelante.

Si por un precio ridículo quieres aumentar tus probabilidades de encontrar ese primer empleo que estás buscando, Buscar Trabajo para Dummies te será de gran ayuda. Mucha suerte.

Por supuesto, recuerda que si quieres que te ayudemos a crecer como profesional de una forma más personalizada, no dudes en consultar nuestros servicios. Y si estás pensando en comprar algún producto relacionado con informática, no dudes en consultar nuestras recomendaciones en la sección Productos. Mucha suerte en la búsqueda de tu primer trabajo 🙂