5 errores de programadores junior buscando primer empleo

Evaluador enfadado
Esta es la cara que se le queda a alguien que se encarga del proceso de selección cuando no puede ver tu proyecto desplegado…

Por motivos que no vienen a cuenta, hace unas semanas estuve viendo varios CVs de candidatos/as (y con varios no me refiero precisamente a tres o cuatro) que aplicaban para una posición como desarrolladores juniors, sin experiencia alguna (en general) más que la formación (Ingeniería Informática/Formación Profesional/Bootcamp). En este artículo veremos los 5 errores más comunes que me encontré en las candidaturas de los/as programadores/as junior que aplicaban para su primer empleo.

Antes de comenzar, si estás buscando tu primer empleo como junior te recomiendo que visites la guía que hice para encontrar tu primer empleo en tiempos de pandemia (y que también sirve cuando las cosas sean más fáciles en una situación sanitaria normal) así como el artículo dónde te cuento cómo adapté el sistema que detallo en dicha guía a mi situación particular para encontrar mi primer empleo en estos tiempos difíciles.

También es posible que estés en un momento de desánimo porque no encuentras tu primer empleo como programador/a, que pienses que esto no es para ti y cualquiera de esos pensamientos que tan poco ayudan cuando las cosas no te salen como esperas o como quisieras. Me gustaría, si estás en ese punto, que leyeras la historia de Fernando Ureña, que pasó de ser pastor de ovejas a programador sénior. Si él pudo, viniendo de un sector tan alejado del tecnológico como la ganadería, y sin tan siquiera tener el título de Bachillerato, tú también.

Ahora, sin más dilación, pasemos a esos errores que restan muchísimo o que directamente pueden implicar tu descarte en un proceso de selección:

Proyectos sin desplegar

Proyecto web sin desplegar
Todos tenemos proyectos web sin desplegar. Pero, si no quieres tirarte piedras sobre tu propio tejado, despliega tus mejores proyectos siempre.

Pues eso. Imagínate que tu candidatura llega a alguien técnico y quiere no sólo revisar el código, sino también ver las funcionalidades en acción o también para ver por ejemplo tus habilidades con estilos (esto especialmente importante si aplicas para un puesto en frontend). Pues resulta que a ese técnico no le ha llegado sólo tu candidatura, sino igual 10-20-30 más, y tiene que filtrar. Y ahora mismo, con lo complicado que está la situación para los perfiles junior (nunca había estado tan complicado como ahora, pero en este artículo puedes ver que las perspectivas son positivas en cuanto mejore la situación sanitaria), no puedes permitir que te descarte porque tengas los proyectos sin desplegar. Porque si los candidatos que tienen sus aplicaciones web desplegadas tienen suficiente calidad, los candidatos que no las tengan es posible que ni los miren y los descarten directamente.

¿Por qué? Por un motivo de eficiencia para la empresa simplemente. El técnico necesita filtrar, y si tú no tienes tus proyectos desplegados, el técnico tendrá que descargarse tus proyectos, levantarlos en local etc. Y ya sabes que ello conlleva tiempo. Y un desarrollador precisamente suele ir de tiempo justo. Sin embargo, los candidatos que tienen sus proyectos desplegados se lo ponen fácil al técnico IT que los evalúa: un link, un simple click, y a ver todo lo necesario. Y, por supuesto, para ver el código, GitHub.

¿Ves la diferencia? Deberías tener todos tus proyectos (o al menos, los mejores, por los que crees que destacas) desplegados. Hay un montón de servidores gratis (y así además demuestras tus skills desplegando aplicaciones web). En este artículo, por ejemplo, te dejo un tutorial sobre cómo desplegar un proyecto web de forma gratuita en Google Firebase.

Sólo tienes proyectos formativos

Se supone que te has metido en desarrollo web o multiplataforma porque te apasiona este mundo y te encanta programar. Especialmente si vienes de otra rama (yo mismo vengo de la Psicología y del mundo de Gestión de Personas) tendrás que demostrar que no te has cambiado de ámbito profesional sólo por motivos económicos. Hayas hecho Ingeniería Informática, Formación Profesional o Bootcamp o cualquier otra formación tecnológica, si sólo tienes los proyectos en tu portfolio que has realizado en clase… No sé, a mí me llama la atención ese hecho. Significa en la mayoría de los casos (salvo justificaciones muy evidentes, como que estuvieras trabajando y estudiando a la vez y no tuvieras tiempo para nada) que te falta proactividad, que no tienes curiosidad por hacer nada más allá que lo que te manden y, la verdad, la programación requiere curiosidad (entre otras cosas, consulta este artículo si quieres más información). Los programadores que no tienen curiosidad por hacer proyectos propios (que precisamente suele ser lo que más nos gusta a los desarrolladores) tienen los días contados en el mundo de la programación. Acabarán dejándolo más pronto que tarde. Y si te has metido en programación por tema dinero… Mejor revisa este artículo dónde hablo sobre ello.

Así que ya sabes… A crear proyectos que te gusten, ¡a disfrutar! 🙂

Programador junior trabajando como freelance para ganar experiencia
¡Hora de ganar experiencia!

No has realizado proyectos para clientes

¡Pero Sergio! ¿Te has vuelto loco? ¡Si acabo de acabar mi formación! ¿Cómo voy a hacer proyectos para clientes si estoy buscando trabajo? Pues precisamente por eso.

Las empresas una de las cosas que más valoran a la hora de contratar a una persona es que ya tenga experiencia con clientes, ya sea en prácticas, como freelance etc.

Si estás buscando tu primer empleo, además de los proyectos propios, deberías buscar clientes. ¿Cómo los consigues? Precisamente tengo este artículo dónde te cuento cómo empezar como freelance en IT y este otro dónde te cuento las mejores páginas web freelance IT en 2021 (con contenido extra más allá de esto acerca de cómo conseguir clientes).

No creo que te guste lo que te voy a decir, pero era lo que pensaba hacer yo si no encontraba trabajo. A fin de cuentas necesitas darte a conocer. O bien haces un proyecto propio guay con un modelo de negocio sólido que puedas monetizar (aunque sea poco) y que puedas vender bien como portfolio, que puedas enseñar a potenciales empleadores; o bien haces un proyecto que mole para un cliente externo.

Oportunidades con tema COVID hay mil, ya que hay miles de pequeños negocios que necesitan transformarse digitalmente y no tienen dinero para hacerlo. Puedes intentar hacerlo a bajo coste para el cliente o incluso hacerles una página web gratis, simplemente por coger experiencia. ¿Gusta trabajar gratis? No. ¿Lo aconsejo? Lo menos posible, por ti y por la profesión. Pero entonces… ¿Por qué te lo aconsejo? Porque es una forma sencilla de coger experiencia con clientes reales, en proyectos reales, y ya te sirve en el CV para poner que tienes experiencia como freelance, algo muy valorado con las empresas, porque significa que sabes buscarte la vida y que ya sabes tratar con clientes.

También es muy aconsejable participar en un proyecto open source para ganar experiencia, así también puedes demostrar que sabes trabajar en equipo, con Git… En fin: si no te dan la oportunidad de ganar experiencia trabajando de forma remunerada, búscatela tú.

Texto que pone ¿Qué si todo esto fuera real?
Sorprende a la empresa con tu historia. ¡Todos/as tenemos una historia que contar!

Transmite un mensaje claro

Es muy importante que tu CV cuente una historia y que transmita un mensaje claro. ¿A qué me refiero? Pues veamos un ejemplo:

Julia estudió turismo, trabajó como recepcionista en hoteles y ahora ha hecho un bootcamp.

¿Te dice algo esta historia? Porque a mí no. Yo por esta historia intuyo que Julia se metió a programación por motivos puramente económicos y eso es algo que yo evitaría porque, como te conté en este artículo, meterse en esto por puro dinero es normalmente un camino directo al abandono de este ámbito profesional, más pronto que tarde. Y tú no quieres en tu empresa alguien que no tenga esa proactividad y curiosidad por crecer como desarrollador, algo que considero indispensable para crecer como profesional en un campo tan denso como es éste.

Veamos otro ejemplo:

Julia estudió turismo, pero siempre ha sido muy curiosa. Mientras que trabajaba como recepcionista en hoteles, descubrió la programación por casualidad. Empezó a investigar, a hacer programas por su cuenta, y a raíz de ello hizo un bootcamp. Desea encontrar su primera oportunidad laboral para crecer como desarrolladora y poder aportar valor añadido además con sus conocimientos derivados del mundo del turismo.

¿Lo ves? Julia no se ha cambiado por dinero. O no da esa impresión al menos. Parece una apasionada de la programación, incluso me transmite emoción y una motivación tremenda por encontrar su primer trabajo y por desarrollar un código de calidad y hacer distintos proyectos. Y ojo, es polivalente, porque no quiere dejar del todo turismo, sino usar esos conocimientos como valor añadido en los proyectos en los que trabaje como desarrolladora.

La Julia del primer ejemplo me da un relato frío, que no me conmueve, y que no me transmite razones siquiera para hacerle una entrevista. La Julia del segundo ejemplo me da un relato coherente y ya me muestra ciertas soft skills (proactividad, curiosidad etc.) que hacen más probable que su candidatura pueda interesar a la empresa para la que trabajo.

Resumen: el relato importa. Más de lo que crees. A los seres humanos nos gustan las historias, nos gusta emocionarnos con ellas, ser empáticos, vivirlas. Emociona con tus ganas a las partes de la empresa que intervienen en el proceso de evaluación y tendrás mucho ganado. Eso sí: sin fliparse. Que aún me acuerdo de las risas que nos echamos en su momento cuando un candidato nos dijo una vez por LinkedIn que veía el logo de la empresa para la que trabajábamos y se echaba a llorar de la emoción xD. Cuenta una historia coherente, creíble y verdadera. No inventes nada. Sé sincero/a. Y saca a relucir tus mejores skills en ella, recuerda que el CV es un instrumento de marketing.

Sin GitHub

Aplicar directamente sin GitHub o con un GitHub medio vacío siendo junior (o sólo con proyectos formativos, como mencioné anteriormente) es un error como una casa de grande . Si eres junior y no puedo ver tu código, y tienes un perfil (estudios recién acabados, inglés B1 o en el mejor de los casos B2 etc.) similar al resto de los candidatos… ¿Por qué debería contratarte a ti y no a otro?

Y, por favor, un GitHub amigable y atractivo. Con su README.md, con fotos de cada proyecto, un link al proyecto desplegado, los mejores proyectos en destacados… En fin. Que GitHub es también en este caso una herramienta de marketing, porque es para ti una forma de demostrar lo que sabes hacer y de comunicárselo a potenciales empleadores.

Programador dando una charla
Qué distinto es tener que presentarte a que ya te conozcan, ¿verdad? Genera oportunidades con tu marca personal.

Bonus: sin marca personal

Siempre he dicho que mientras tu perfil profesional tiene tres áreas: las hard skills (las skills puramente técnicas), las soft skills (las habilidades más relacionadas con la psicología: gestión de equipos, liderazgo, proactividad etc.) y la marca personal (que no es otra cosa que el marketing que haces de las otras dos áreas ya mencionadas).

La marca personal por sí sola no te va a dar trabajo, pero una marca personal cuidada te va a abrir muchas oportunidades, porque harás contactos, harás incluso amigos/as y algún día algún contacto te comentará que hay una oferta de trabajo para programadores junior, que si te interesa. Puede parecer una tontería, pero antes de entrar en mi actual empresa yo casi consigo mi primer trabajo así (a mes y medio de acabar la Formación Profesional, ojo, y en plena pandemia de COVID-19). Y, además, yo he hecho hasta amigos/as con la «tontería» de la marca personal.

Si estás interesado/a en que hable más sobre desarrollo de marca personal en este blog, puedes comentárnoslo por TwitterInstagram o por nuestro formulario. Si tienes cualquier duda sobre este artículo, también, por supuesto. Espero que te haya sido de utilidad y que no vuelvas a cometer más estos 5 errores que suelen cometer los/as programadores/as junior cuando aplican a su primer empleo.

Además, recuerda que si quieres que te ayudemos a crecer como profesional de forma más personalizada, no dudes en consultar nuestros servicios.  Y si estás pensando en comprar algún producto relacionado con informática, no dudes en consultar nuestras recomendaciones en la sección Productos. Nos vemos en el siguiente artículo.